Noticias Opinión

Cables de fibra óptica submarinos

Cables de fibra óptica submarinos

Muchas personas obvian lo que hay en nuestros mares, una de las cosas fundamentales para la comunicación informática entre continentes son los cables de fibra óptica submarinos.Veamos qué son.

Los primeros cables transatlánticos empezaron a instalarse a finales del siglo XIX para la red de telégrafos, y con la llegada de 1956 empezaron a instalarse más. Su siguiente cambio importante llegó en los ochenta del siglo XX con el despliegue de fibra óptica. El proceso de colocar los cables no ha cambiado demasiado en estos 150 años, y se hace con barcos que atraviesan el mar lentamente desenrollando el cableado hasta que descanse en el fondo.

Entre los accidentes geográficos de las profundidades, anclas de los barcos, o animales marinos como los tiburones, de vez en cuando los técnicos tienen que realizar costosas reparaciones. Para ello tienen que subir a la superficie el trozo a reparar con una especie de garfio, unir o solucionar el daño, y volverlo a sumergir. Afortunadamente, los cables más modernos ya están preparados para resistir este tipo de imprevistos.

Estos cables de fibra óptica tienen el grosor de más o menos un brazo humano, del cual, la mayoría de su composición son aislantes y elementos antirrotura como mallas de metal.

Si estás interesado en saber por dónde van dichos cables, puedes verlo en la plataforma TeleGeography, en el cual podremos ver absolutamente todos los cables submarinos tirados, entre ellos, todos los que vienen a España.

Antonio García. Departamento de Ingeniería

Fibra Medios Telecom