Noticias

Emilio Calatayud arrasó en Hellín.

El Juez de Menores de Granada Emilio Calatayud llenó hasta la bandera el Templo de Nuestra Señora de la Asunción para dar una de sus interesantes conferencias.

El Juez, famoso por su sinceridad y sentencias ejemplares, no dejo títere con cabeza hablando y exponiendo numerosos casos que él ha tratado en su larga vida judicial, con los jóvenes, a los que la sentencia es la de cumplirán con trabajos para la sociedad, o los que no saben leer ni escribir tener que cumplir para que esto puedan hacer. “Yo hago cumplir la Ley, y me siento inconformista, la Ley me permite hacer este tipo de sentencia. Soy Juez de Menores, pero hablo como juez por mí y como padre y español, hablando claro y mucho más cuando hablamos de menores”, sentenció.

Habló de las relaciones entre padres e hijos, entre profesores y alumnos, debiendo saber cada uno el papel que ocupa, no de “amiguetes” o colegas, sino de padre y madre y de maestro o maestra, diferenciando y ocupando cada uno su lugar, en casa y en la escuela. Para el juez Calatayud, el maestro debe estar encima de la tarima, para dar ejemplo al alumno, y que el alumno sepa que para llegar a estar encima de la tarima tiene que sacrificarse y sacar su carrera. Los aplausos fueron los que en más de una ocasión, tras la exposición realizada, sonaron fuerte, como cuando reflejaba el mal que están haciendo los regalos de móviles a los menores de 14 años. Es -dijo- el regalo estrella de las comuniones y de los reyes.

El botellón, en los pueblos y en la capitales y nadie dice nada, esto se está consintiendo por parte de las autoridades como si fuera constitucionalista y obligatoria por la fiesta del momento, que si San Joaquín, San Fermín, San, San, San…y el consentimiento de los padres, que son los que deben saber dónde están sus hijos.

Hora y media su exposición sometiéndose a las preguntas de quienes formulaban su opinión para que el Juez Calatayud les respondiera. De la conferencia los asistentes salieron con nuevas ideas y con una visión real de lo que debe ser la vida familiar.